Acceder/Registrarse
BigTimeGaming

El despertar de un gigante llamado Brasil

8 abril 2019 12:14 pm GMT

EXCLUSIVA.- A fines del año pasado, y tras un sinfín de postergaciones y oportunidades desperdiciadas, Brasil abrió su mercado a los juegos de azar con la sanción de la Ley 13.756 / 2018, que dio vía libre a la operación de apuestas deportivas con cuota fija. Con una población de más de 200 millones de habitantes y un gran apetito por el juego, el gigante de Latinoamérica tiene un alto potencial de crecimiento. ¿Puede convertirse en líder regional? Todo dependerá de cómo se reglamente la ley.

Para la industria brasileña de juegos de azar, este momento es significativo. Es que hace tiempo que la legalización del juego en ese país es «inminente», pero la aprobación se retrasó año tras año. Antes de la Ley 13.756 / 2018, la lotería de Caixa era la única operadora autorizada para explotar juegos de azar en territorio nacional.

«Ahora mismo se respira mucho optimismo. Pareciera que la economía se encamina a ser más liberal y menos burocrática», afirma Edgar Lenzi, fundador y director de la consultora brasileña BetConsult.

El Ministerio de Economía de Brasil anunció que prevé definir en el primer semestre de 2019 el modelo más viable para la operación de apuestas. Actualmente, se evalúan dos modelos de operación, tanto para la modalidad de apuesta física como la online. Esta decisión depende de la elección entre un número fijo o uno variable de empresas que operarán las apuestas. Si el Gobierno se decide por una cantidad fija (al menos dos), optará por el modelo de ‘concesión’. Si es variable, el modelo será de ‘permiso’ (autorización).

Según Neil Montgomery, socio director y fundador de la firma de abogados Montgomery & Associados, «es posible que las apuestas físicas se regulen mediante el modelo de concesión y que la modalidad online lo haga a través del modelo de permiso. Seguramente, las empresas tendrán que establecer filiales en Brasil para cumplir con las leyes y regulaciones locales».

El Gobierno tiene dos años, prorrogables por otros dos, para reglamentar la Ley 13.756 / 2018. «Desde el Ministerio señalaron que, una vez que se complete la privatización de la lotería instantánea Lotex, la reglamentación de las apuestas deportivas se emitirá a comienzos de 2020», añade el abogado. La licitación de Lotex está programada para el próximo 26 de abril.

En palabras de Lenzi, «lo ideal sería que se adopte una normativa que permita la entrada de múltiples actores. Estamos a favor de un mercado libre donde todo el mundo pueda participar y en el que se otorguen licencias ilimitadas. Sería lo mejor no sólo para operadores, proveedores y jugadores, sino también para las arcas públicas».

Los principales objetivos del Ministerio de Economía al reglamentar la ley serán ampliar la participación de la iniciativa privada en el mercado brasileño, facilitando la generación de empleos, y garantizar la integridad de los deportes. «Lo que impulsó al Ministerio a apoyar a los legisladores fue entender que esta reglamentación contribuye con la integridad del deporte, al garantizar que los resultados de los partidos serán fidedignos y derivados del esfuerzo de los deportistas», argumentaron desde el Ministerio.

A pesar de que aún no se sabe cuál será el impuesto a las apuestas deportivas con cuota fija, el director de BetConsult sostiene que el Gobierno prevé recaudar mil millones de reales (264 millones de dólares) anuales por esta actividad.

Lo que sí establece la ley, explica Lenzi, es que, del total apostado, los operadores físicos deberán destinar 80 por ciento a premios y 6 por ciento a seguridad pública. Se quedarán con 14 por ciento, que será gravado tras descontar los costos de operación y mantenimiento.

Por su parte, los operadores online tendrán que transferir 89 por ciento a premios y 3 por ciento a seguridad pública. El 8 por ciento restante se utilizará para financiar la operación y luego se aplicará el impuesto correspondiente.

«Desde BetConsult consideramos que es necesario que se tome en cuenta la experiencia de otros países en lo que se refiere a juego responsable, cumplimiento y la puesta en marcha de políticas de prevención y apoyo, así como la implementación de iniciativas para combatir el juego ilegal. Ese debe ser el camino a seguir a la hora de reglamentar la actividad», comenta Lenzi, y hace énfasis en la importancia de tener un mercado sin restricciones.

Los casinos en complejos de ocio, cada vez más cerca

En febrero de 2019, el diputado federal Paulo Azi, del partido Demócratas por Salvador de Bahía, presentó una propuesta de ley (PL 530/2019) para autorizar en Brasil la instalación de hasta 32 casinos resorts.

«Se espera que, tal como sucedió con las apuestas deportivas, el PL 530/2019 de Azi también reciba luz verde», afirma Lenzi. «El proyecto se trataría tras la votación de la reforma de pensiones».

Semanas atrás, el PL 530/19 fue anexado al PL 4062/12, del diputado Manoel Júnior, del Movimento Democrático Brasileiro, que también habilita el funcionamiento de casinos en resorts. A su vez, este último está adjunto al PL 442/91. Previo a esto, se habló de que los casinos podrían legalizarse bajo la nueva Ley de Turismo. Sin embargo, la enmienda que contemplaba la legalización del juego fue rechazada.

El PL 442/91 ahora atravesará el proceso legislativo junto a 20 proyectos similares anexados. Tres de ellos son de 1991, uno de 2008, dos de 2009, 2012, siete de 2015, uno de 2016, dos de 2017, uno de 2018, y ahora también el PL 530/19 de Azi.

«Confiamos en que el proyecto se va a aprobar porque ha recibido apoyo de importantes sectores políticos y actores económicos – como grandes operadores de medios de comunicación», señala Lenzi.

Sin embargo, Montgomery cree que el Gobierno preferirá mantener la cautela y esperar a ver cómo se desarrolla el mercado de apuestas deportivas primero.

Ambos expertos coinciden en que los cambios que se están dando en Brasil en materia de juegos de azar son un paso en la dirección correcta. «Estamos ante un escenario de importantes desarrollos en un mercado que ha avanzado poco en los últimos años. Tenemos una oportunidad única para demostrarles a los brasileños que es posible tener una industria del juego transparente si las autoridades se ponen manos a la obra para regularla adecuadamente», sentencia Montgomery.

 

 

 

Lo cierto es que habrá que ver cómo encara el tema el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien llegó al poder con el 55 por ciento de votos y, en gran medida, de los evangélicos.

Altenar
Greentube