Acceder/Registrarse
Kambi
BigTimeGaming

Colombia, un mercado en alza que busca dar el próximo salto

8 abril 2019 11:21 am GMT

EXCLUSIVA.- El sector de juegos de azar de Colombia, que representa el 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), se prepara para alcanzar un mayor crecimiento con la actualización de su normativa. Esta industria, que mueve cerca de 16 billones de pesos al año, espera un mayor desarrollo con la entrada en operación de nuevas modalidades de juego por Internet.

En 2016, Colombia se convirtió en el primer país de América Latina en regular el juego online, y en 2017 otorgó su primera licencia de explotación a la plataforma Wplay.co, de la empresa antioqueña Aquila Global Group. Desde entonces, el crecimiento ha sido constante. El avance del sector online se puede medir en el aporte fiscal, que en 2018 fue de aproximadamente 38 mil millones de pesos. En 2019, el objetivo del ente regulador Coljuegos es consolidar y diversificar la oferta de juego actual para incluir apuestas sobre eventos virtuales y juegos de casino en vivo. 

“La regulación vigente de los juegos por Internet establece unas condiciones generales de operación con cargas muy altas como para tener dentro del contrato una oferta de juego limitada, por lo que consideramos que es necesario que exista una mayor diversificación de juegos”, señala Evert Montero Cárdenas, presidente de la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar (Fecoljuegos).

La puesta en marcha de la nueva normativa requiere de un análisis exhaustivo y de un debate entre todos los actores del mercado. En este sentido, Coljuegos ha indicado que se encuentra analizando la viabilidad del proyecto para ampliar el portafolio de juegos.

Julio César Tamayo, gerente general de Wplay, confía en que “la reglamentación saldrá este año. Vemos voluntad por parte de Coljuegos y una acogida por todos los operadores”.

Actualmente, existen en Colombia 17 empresas autorizadas a ofrecer juego online, y se estima que en los próximos años el país alcance los 20 o 25 operadores, explica Fecoljuegos. Según el regulador, los operadores suman un poco más de 2 millones de usuarios registrados, de los cuales Wplay.co cuenta con 700.000.

“Para 2019, estimamos un mercado mensual en valor apostado de unos 100 millones de dólares. Consideramos que ya se está superando la barrera de 14 millones de apuestas diarias. Nuestra marca está cerca al 45 por ciento del valor apostado en el sector”, explica Tamayo.

El fútbol es, indudablemente, un producto con alta trascendencia en el país de Carlos ‘El Pibe’ Valderrama. Quizás una de las claves del éxito de Wplay.co es su fuerte vinculación al deporte. El operador patrocina a 8 de los clubes más tradicionales del fútbol local: América de Cali, Atlético Junior, Atlético Nacional, Deportivo Cali, Deportivo Independiente Medellín, Millonarios, Once Caldas y Unión Magdalena, así como al Comité Olímpico Colombiano.

El operador, que prevé invertir 1.200 millones de pesos mensuales en servicios tecnológicos y mejoras a su plataforma durante 2019, hace énfasis en la importancia de diversificar el catálogo online, y remarca que “el casino puede representar entre el 15 y el 20 por ciento del mercado de todo el juego online, considerando que dicha cifra está en constante crecimiento. Algunos estiman un 40 por ciento de las apuestas al término de un año, esperando que disminuya la oferta no autorizada o ilegal para que aumente el juego regulado”.

Para Montero Cárdenas, el potencial en la implementación de los juegos de casino en vivo y apuestas sobre eventos virtuales es significativo porque, no solo permitirá aprovechar las oportunidades de desarrollo tecnológico, sino incrementar la contribución del sector al sistema de salud y combatir la ilegalidad.

Mientras que algunos sostienen que, en el caso de las apuestas sobre eventos virtuales, los cambios van a “canibalizar” los ingresos de las apuestas deportivas, Montero Cárdenas destaca la experiencia de otros países, que han demostrado que éstas funcionan como un complemento de la oferta actual.

El desafío de bancarizar

De acuerdo con Asobancaria, el número de adultos con al menos un producto financiero pasó de 55 a 81 por ciento entre 2008 y 2018. En este periodo, 13 millones de colombianos accedieron a los productos y servicios que ofrece la banca. Asobancaria y el Gobierno Nacional se proponen alcanzar la meta de inclusión de 85 por ciento para 2022.

Al referirse al impacto de la bancarización en la industria de juegos de azar, el presidente de Coljuegos, Juan Pérez Hidalgo, señala que “hemos avanzado en conversaciones y mesas técnicas tanto con Asobancaria como con los oficiales de cumplimiento de los bancos y con las plataformas de pago para promover la mayor inclusión financiera de la industria”.  

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del Estado colombiano, los medios de pago del sistema bancario se muestran reticentes a incluir a los operadores de juegos de azar como clientes.

Según Tamayo, “hace apenas unos días que nuestra plataforma recibió la autorización para recibir depósitos con tarjeta débito por el sistema de Pagos Seguros en Línea (PSE), cuando ya llevamos un poco más de 20 meses de operación”. La mayoría de los depósitos de los jugadores se hacen en efectivo.

¿Es blockchain la solución? El sistema financiero global se encuentra en una etapa exploratoria de la tecnología blockchain. Algunos bancos líderes, como Santander, UBS y Standard Chartered ya han firmado acuerdos con los principales proveedores de tecnología blockchain. Entre los beneficios de esta tecnología, destacan sus bajos costos, la seguridad transaccional, la eficiencia en infraestructura y la automatización. Expertos en la materia concuerdan en que blockchain permite a los bancos llegar a los sectores desbancarizados de manera segura y costo-eficiente.

Malta, país pionero en la reglamentación de juegos de azar, se ha puesto manos a la obra para elaborar un marco normativo que regule el uso de la tecnología blockchain en el juego online. Pero, al parecer, Colombia tendrá que esperar, ya que Pérez Hidalgo explica que “el tema de las criptomonedas no forma parte de la agenda de Coljuegos en este momento”. El uso de criptomonedas en operaciones o transacciones no se encuentra autorizado ni regulado en el país. 

Además de la ampliación de la oferta de juegos online, en 2019 el foco estará puesto en combatir la ilegalidad. A la fecha, se han bloqueado 2.624 páginas web de apuestas ilegales.

“Seguiremos avanzando en la realización de operativos en todo el territorio colombiano con el apoyo de la Policía Nacional. Además, firmaremos cuatro Pactos por la Legalidad -ya rubricamos el primero de 2019 con la Gobernación del Norte de Santander- con los entes territoriales que permitan aunar esfuerzos con el propósito de luchar contra la ilegalidad”, apunta Pérez Hidalgo. “También será prioridad simplificar los trámites para las empresas del sector, y continuar con la interconexión y el inventario de máquinas tragamonedas”.

Tras un 2018 de gran crecimiento en el que se apostaron 1,8 billones de pesos online, se espera que Colombia siga acaparando las miradas de los inversionistas que buscan expandirse en Latinoamérica.

Playson